miércoles, septiembre 24, 2008

Muerte de Edipo.

Luego de todas las tragedias que constituyeron su vida, Edipo, rey de Tebas, abandona su ciudad acompañado por su hija Antígona, quien guía sus pasos ya que estaba ciego luego de haberse arrancado los ojos al enterarse que era él mismo quien había matado a su padre y que Yocasta, su esposa, era en realidad su madre.
Es así como ambos llegan a Colono, ubicado en el norte de Atenas, donde el oráculo había predicho que moriría el anciano.
Los habitantes del lugar estaban al tanto de lo ocurrido con Edipo y nos se muestran muy contentos de que este personaje estuviera entre ellos, por lo cual le solicitan que se retire. Edipo no quería dejar de cumplir lo que el oráculo le había predicho y por eso se rehúsa a abandonar aquel lugar.
Y acá hago una pausa para pensar un poco, ya que Edipo no se va de Colono porque el oráculo le había dicho que iba a morir allí, esto nos hace preguntar donde hubiera muerto Edipo de no ser por esa predicción, ya que si no hubiera sido así el antiguo rey de Tebas, supuestamente, no hubiera tenido motivos para quedarse en Colono. Vendría a ser un ejemplo de profecía autocumplidora, donde lo dicho en el pasado termina decidiendo los sucesos que llevan a que se produzca el hecho predicho. Exactamente lo mismo que ocurrió cuando el oráculo le predijo a Edipo que mataría al padre y se acostaría con la madre, lo cual hizo que Edipo saliera a los caminos para evitar el designio… y solo por esto lo terminó cumpliendo.

Ante el problema con los lugareños, Edipo consultó a Teseo, rey de Atenas, y consigue de él su protección y la promesa de ser enterrado en aquel suelo.
Un mensajero de Teseo cuenta al rey que el anciano Edipo, sabiendo próximo su fin, bendijo a sus hijas y luegos ellas partieron de allí para dejar solo a su padre, quien murió solo en medio del bosque, apartado de las miradas de todos.
En la imagen vemos al anciano junto a su hija Antígona.

Fulchran-Jean Harriet (1798-1799).

11 Comments:

Blogger El Profe said...

¡Cuanto dolor! Es tremendo que la condición humana esté sujeta a los designios ineluctables del desconocimiento de su propio destino. ¿Sería como una especie de "ruleta rusa" obligatoria? Saludos Don Quirón.

septiembre 25, 2008 5:28 p. m.  
Blogger Centauro said...

Ehhhh... si, eso... ineluctables... eso mismo digo yo. ¿¿¿???

Pero en este caso no era tan desconocido el destino sino que Edipo sabía muy bien lo que iba a pasar y, por tratar de evitarlo, fue justamente que todo se puso en movimiento y terminó ocurriendo. Si no hubiera sabido nada se hubiera quedado donde estaba y no habría pasado nada de lo que ocurrió.
Es como la escena de Matrix donde la pitonisa (llamada también Oráculo por motivos obvios) le dice a Neo que no se preocupe por el jarrón y él rompe uno. Después de eso ella le pregunta: ¿Lo hubieras roto si yo no te decía nada?
Si las cosas son así no sé si es bueno conocer lo que nos va a pasar, no sea cosa que terminemos como Edipo.

septiembre 25, 2008 9:25 p. m.  
Blogger El Profe said...

Ineluctable: contra lo que no se puede luchar.
Un designio tal hace que, blanco o negro, si tenía que sonar ¡suena!
Y si...talvez más que desconocer es preferir ignorar, digo. Saludos

septiembre 26, 2008 12:57 p. m.  
Blogger Centauro said...

Es que justamente esa es la pregunta, no sé si es pensar que iba a ocurrir de todos modos sino más bien preguntarse si no es que la situación se produjo justamente porque fue predicha.
Obviamente es imposible saberlo, pero yo siempre lo interpreté como que ocurría solo porque había sido predicha, ya que si no hubiera existido la profecía el hecho no hubiera ocurrido.
Por supuesto que todas las interpretaciones son válidas y también todas, paradójicamente, son correctas.

septiembre 26, 2008 11:42 p. m.  
Blogger Casandra said...

Un aspecto que siempre me ha fascinado, y a la vez asustado un poco, es el tema de la inevitabilidad del héroe. Esa extraña fuerza que hace que, pese a quien pese, lo que se ha vaticinado se cumplirá. Ese sentimiento de que todo escapa a tus intenciones y actos que suele asolar a los héroes. La sensación de que el destino te arrolla sin qeu puedas hacer nada por evitarlo, lo sepas o no.

También las profecías autocumplidoras son un tema que me apasiona. Qué habría ocurrido si muchos de los héroes con "inevitabilidad" no hubiesen acudido a un oráculo? Edipo habría vivido con sus padres tan feliz, solo por poner un ejemplo. En fín, demasiado largo y complejo para hablarlo a estas horas en las que mi cerebro ya no es el mismo XD

septiembre 27, 2008 7:14 p. m.  
Blogger Centauro said...

Es ciertamente un tema más que interesante, Cassandra, especialmente si, como lo escribió Sófocles, Edipo ya es rey de Tebas cuando comienza la obra y el oráculo le informa que la peste que atacaba a la ciudad terminaría cuande se encontrara al asesino del rey anterior, Layo.
Toda la obra cuenta los intentos de Edipo por encontrar al asesino de aquel hombre y termina enterándose de que él mismo es el que buscaba y que Yocasta es su madre.
Una historia de suspenso como pocas veces se ha visto.

septiembre 28, 2008 2:35 p. m.  
Blogger Roberto Peturra said...

Se nota q Edipo era un "Nene de mama"
Saludos Don Maestro Centauro como va todo ahi en el templo???

Atte. Su siempre discipulo

septiembre 30, 2008 6:35 p. m.  
Blogger Centauro said...

¡¡¡Peturra!!! ¡Qué alegría! ¿Cómo le va después de tanto tiempo?
Yo acá me ando (je), tratando de sobrevivir la inmortalidad junto a los dioses que no paran de hacer bromas y macanas, cumplir caprichos, etcétera.
Se lo extraña a Ud. y a varios de los que estaban antes y ya no aparecen, por lo menos tanto como antes.
Es bienvenido a pasar cuando quiera a tomar unos jugos.

octubre 01, 2008 8:22 a. m.  
Blogger Lulet said...

Aaaahh... Siempre es un placer leerte...

Besos!

octubre 07, 2008 8:00 a. m.  
Blogger Roberto Peturra said...

Muchas Gracias Maestro Sensei, le tomo la palabra y me mando a tomar unos jugos con usté, eso si no se preocupe q yo llevo unas papitas mediterraneas con sabor de albaca y tomate...

Atte.

octubre 07, 2008 11:17 a. m.  
Blogger Mx said...

Edipo... más vale que no te me escapes ahora que voy a rendir Literatura Grecolatina!

abril 18, 2010 9:14 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home