martes, febrero 05, 2008

Los 12 trabajos de Hércules. 1º Trabajo: El león de Nemea.

Sean todos bienvenidos a la inauguración de una serie de publicaciones que forman parte de los relatos más famosos y fantásticos de la mitología, se trata de los trabajos del más grande héroe de toda la historia griega: Hércules, llamado Heracles por los griegos. Todo comenzó cuando Zeus, orgulloso del hijo que había engendrado en Alcmena (sin conocimiento por parte de ésta acerca de la identidad de su amante), declaró que convertiría al primer hijo que naciera de la estirpe de Perseo en gobernante de Micenas. Lamentablemente para el rey de los dioses, Hera escuchó el juramento de su marido y logró que naciera Euristeo antes que Hércules, ya que este último era fruto de una relación extramatrimonial de Zeus, motivo por el cual la reina de los dioses odió siempre al héroe. De esta manera fue Euristeo quien se llevó los laureles de la promesa de Zeus y Hércules quedó fuera de la competencia.
Pero la fama de cada uno no estaba determinada por los deseos de ningún dios, sino que cada uno de ellos se encargaría de crearse un nombre y una reputación. Claro que en esto Hércules jamás tuvo competencia y superó ampliamente a Euristeo aún sin ningún título de nobleza que embelleciera su posición. El rey de Micenas no pudo evitar ser devorado por los celos y ordenó a aquel que lo opacaba de dicha forma que se pusiera a su servicio. Aún cuando Hércules rehusó obedecer, consultó al oráculo y éste le indicó que si cumplía diez trabajos para Euristeo terminaría con la supremacía de éste y la inmortalidad le sería concedida.
Mientras Hércules meditaba acerca de lo que haría, Hera introdujo la locura en su mente y lo incitó a asesinar a los hijos que había tenido con Megara. Una vez repuesto de la locura, Hércules comprendió lo que había hecho y conoció la más profunda depresión y arrepentimiento, en ese entonces aceptó servir a Euristeo hasta purgar su culpa.
En realidad, Euristeo pretendía que las tareas fueran tan terribles que Hércules muriera al realizarlas. La primera tarea que le indicó fue la de traerle la piel del león de Nemea. Este león era hijo de la serpiente Equidna y del gigante Tifón y hermano de la Esfinge de Tebas, por lo que no podía ser herido por ninguna arma conocida por el hombre.
Al llegar a Nemea, Hércules encontró a Molorco, cuyo hijo había sido devorado por el león. Molorco lo acogió espléndidamente y quiso sacrificar al único carnero que tenía en su honor, pero Hércules le pidió posponer el sacrificio hasta matar al león. Hércules se dirigió a la cueva del león y luego de horas lo vio llegar bañado en la sangre de sus víctimas, allí comenzó a dispararle flechas, pero era imposible dañarlo. El león atacó a Hércules y el héroe le dio tal golpe con un garrote que lo hizo zozobrar. Sin perder tiempo, se colocó detrás del animal y lo ahogó con sus brazos. Enorme fue su sorpresa al comprobar que no había forma de rasgar su piel, hasta que intentó hacerlo con las propias garras del animal y consiguió lo que buscaba.
Hércules volvió con Molorco y ambos sacrificaron el carnero en honor a Zeus. Al volver a Micenas fue con Euristeo y éste se llenó de horror al verlo victorioso y con semejante trofeo. Euristeo saltó dentro de una vasija y ordenó a sus soldados que no dejaran entrar nuevamente a Hércules a la ciudad, por temor que algún día osara atacar al rey.A partir de ese momento, Hércules debía dejar sus trofeos a las puertas de la ciudad, orden que no siempre respetó.

6 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Y que paso con Odiseo?
Muy bueno lo de hércules, muy emocionante la historia.
La piel del leon no se la queda hercules, yo recuerdo haber visto al heroe usandola de manto.

Sir Paul K Peyronel

febrero 06, 2008 11:19 a. m.  
Blogger Nemesio said...

Me quede dormido y me perdi el final de Odiseo? y ahora con la sed de venganza, no se me pasa tomando crush.
Me lo imagino a Heracles pegandole al leon con sus garras mientras le dice "porque te pegas?, no te pegues mas en la cara" jajajajja

febrero 06, 2008 1:05 p. m.  
Anonymous El profe said...

¡Bienvenida esta nueva serie! Más aún si consideramos que la otra, la de Odiseo, está culminando y así tenemos este reemplazo para saber algo más del fabuloso Heracles.

febrero 06, 2008 2:18 p. m.  
Blogger Centauro said...

La historia de Odiseo continúa, Peyronel, pero también se presentá la de Hércules con la intención de no hacer tan monotemáticas y densas las publicaciones. Espero no hacer exactamente lo opuesto.
La piel del león le fue entragada a Euristeo como prueba de haber logrado la hazaña.

No, Nemesio, La Odisea todavía no terminó, pero falta poco. Jajaja, muy bueno, jeje.

Esa es la idea, Profe, espero que sea del agrado de todos.

febrero 06, 2008 5:20 p. m.  
Blogger Facundo said...

Uh... los trabajos de Hércules. Creo que fue mi primer incursión en la mitología griega.
Recuerdo una serie vieja de Hércules que creo pasaban por canal 13. No se si era muy fidedigna, pero algo debo haber aprendido de ahí.
Saludos centauro

febrero 07, 2008 9:50 a. m.  
Blogger Centauro said...

Pero claro que sí, Facundo, total el conocimiento no ocupa lugar. Es muy probable que aquello haya sido una "versión libre" de los trabajos, pero seguramente mucho de lo allí visto responde a las aventuras del héroe.
No ví la serie, así que vos me dirás si son iguales o no.
Saludos.

febrero 07, 2008 5:59 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home